Archivo
El Reglamento de Tránsito establece expresamente la prohibición de usar el teléfono celular mientras se conduce.

A fin de reducir las posibilidades de accidentes vehiculares, el Gobierno Municipal de Saltillo, a través de la Dirección de Policía Preventiva y Tránsito Municipal, exhortó a los conductores a evitar usar sus teléfonos celulares.

El Reglamento de Tránsito establece expresamente la prohibición de usar el teléfono celular mientras se conduce. 

El Reglamento, en el artículo 84, fracción IX, establece como prohibición “Utilizar teléfonos celulares, ni demás objetos o bienes que imposibiliten o puedan distraer la atención del conductor”.

La Subdirección de Tránsito recordó que cuando se habla por teléfono celular al conducir se desvía la atención; lo mismo sucede cuando se envían mensajes de texto o se revisan publicaciones en las redes sociales.

“Los accidentes están a un like de distancia”, subrayó.

Al utilizar teléfonos celulares al conducir pueden causarse accidentes que derivan no sólo en daños materiales para el automovilista y terceros involucrados, sino también en lesiones que causan discapacidad temporal o permanente, e incluso la muerte, añadió la corporación.

Una llamada al peligro...
-Al distraer la vista del camino para contestar una llamada o para observar la pantalla de un teléfono celular se incrementa 400 por ciento la posibilidad de sufrir un accidente.
-Manipular un dispositivo móvil mientras se conduce no tarda más de cinco segundos, sin embargo, ese breve espacio de tiempo en el que se dirige la atención para identificar una llamada, seleccionar una canción o abrir un mensaje puede ser suficiente para provocar un accidente mortal.
-Las principales causas de accidentes en cuanto al error humano son el exceso de velocidad, consumo de alcohol y el uso de dispositivos móviles.
-Si viaja a 100 kilómetros por hora y realiza una llamada de 2 minutos, pasarán 2 kilómetros sin ver el camino.
-A nivel internacional, cada año mueren 1.5 millones de personas en accidentes de tránsito y 50 millones enfrentarán lesiones de por vida.
-En México, las estadísticas llegan hasta 18 mil decesos al año y el número de heridos sube hasta 400 mil personas.