Vaya si representan toda una cultura nacional esos albañiles, nuestros albañiles.

Primero porque sin ser autoridad, a no ser en eso de la pala y la cuchara, han instituido por sus tamaños la movida esa del San Lunes.

No, ni madres que voy a jalar el lunes.  

Ellos no trabajan los lunes, es como un asunto de religiosidad, algo sagrado, irrebatible, para este singular gremio.

Así es de que si es lunes ni espere a que su maistro se presente a terminar de levantar la barda que dejó pendiente el sábado a mediodía.

Ah, porque ellos chambean nomás hasta el sábado a mediodía y luego a agarrar la jarra con los compas, como dictan los cánones no escritos de “la macabra”.

“Vámonos a echar unas bielas bien muertas y la vieja que se aguante, que espere la raya y si quiere”.

-¿Ya vienes papi?
-”No tés ching...”.

Ya llegan el martes a la obra como arañas fumigadas, crudos de a madre: “buenos días, señito”, y tú pensando: qué poca vergüenza de cabr....

Total que el maistro ni avanza y es puro distraerse mirando las piernas de las que pasan por la calle y ay mamacita, muévelas más y te las compro.

Cuando ya empezaron a jalar se llega la 01:00 de la tarde y pos ái con el permi patrón, que vamos a la papa, ay sí, no se vayan a malpasar.

Y ya sabes, ¿no?, es de prender su lumbrita y poner los tacos de huevo, a güevo, con salsa y frijoles con chorizo que les mandó su viejita de lonche, en la hojita-comal pa que se calienten.

Luego a echar la siesta, a roncar como reyes un ratito, tiradotes en suelo, a la sombra, claro, no se vayan a hacer prietos.

Pa las 06:00 de la tarde es agarrar sus cositas, que el nivel, que la cinta, que el mazo y ai se ve patrón, si tiene espejo, ái se ve, hasta mañana, Dios mediante.

Se llega el sábado otra vez y te salen que le brinques con la feria, te sacan su libretita, su lapicito que cargan en la oreja y te hacen el dos de vastos: no patrón, no se haga güey, es tanto.
Nomás te dejan pensando y poniendo cara de penmenso: ah chingao, ¿pos cómo estuvo?

No le digo.

¿Más mezcla ma’istro, o le remojo los adobes?