Así es como la editorial francesa Larousse, conocida a nivel internacional por sus diccionarios, se lanza en contra del acoso sexual.