Desde principio de año se contrató a un inspector para realizar visitas a los negocios que han incumplido con la construcción de sus trampas. Foto: Vanguardia
Con ello se busca que la red general de drenaje esté sana y que no se provoquen afloramientos a usuarios que nada tienen que ver con los desechos que se depositan en ella

Acuña, Coah.- El Sistema Municipal de Aguas y Saneamiento aplica cobros a comerciantes que no cumplen con la normatividad para su descarga de drenaje toda vez que desde enero se les ha exhortado a que lo hagan, informó el gerente del organismo, José Luis Salinas Galán.

Detalló que, de los 47 mil 300 usuarios registrados, 129 pertenecen a este rubro como: restaurantes, pollos fritos, autos lavados y carnicerías que mes con mes “avientan” al drenaje desechos de grasas y otros que provocan taponamientos en la red que a su vez provocan afloramientos por toda la ciudad.

“Esta salida de aguas negras por la obstrucción perjudica al pavimentos, la imagen urbana y a los usuarios vecinos con el mal olor. Una medida para evitar eso, más que el cobro, y quiero puntualizar esto, más que el cobro, queremos que estos usuarios contemplen la construcción de sus trampas y el debido mantenimiento de ellas”, afirmó.

Aseveró que con ello se busca que la red general de drenaje esté sana y que no se provoquen afloramientos a usuarios que nada tienen que ver con los desechos que se depositan en ella. 

Dijo que desde principio de año se contrató a un inspector para realizar visitas a los negocios que han incumplido con la construcción de sus trampas, pero además se les ha dado asesoría para que las construyan de manera correcta y un croquis; sin embargo, solo el 15 por ciento se han acercado a Simas a querer arreglara su problema, por ello la determinación de cobrar el derecho de descarga que además está contemplado en la Ley de ingresos del Municipio.

Aseguró que dicho cobro, que es anual, se realiza a través del recibo por el consumo de agua y este varía dependiendo el negocio y del volumen del agua al año y el usuario inconforme por esta acción puede pasar a Simas donde será asistido por el propio gerente general.