'El dictamen que elaboraron es desastroso y vergonzoso para México', asegura el experto de la escuela del FBI. Foto: Vanguardia/Archivo
El experto en criminología dijo que el expediente expone el triste sistema de procuración de justicia en México

Piedras Negras, Coah.– Un perito en criminología de la escuela del Buró Federal de Investigación (FBI), de Virginia, Estados Unidos, calificó como “desastroso” el dictamen forense que hizo la Procuraduría General de Justicia de Coahuila (PGJEC), sobre el caso del perro "Max", porque se carece de los más mínimos elementos científicos para incriminarlo.

El expediente enviado a un centro antirrábico de Los Ángeles, California, por el coordinador de agentes del Ministerio Público de la PGJC, Juan Sánchez Iribú, carece de los elementos o estudios científicos necesarios para poder acusar al perro de la raza Pit Bull, porque no se encontraron elementos que lo incriminen.

“El dictamen que elaboraron es desastroso y vergonzoso para México”, asegura el experto de la escuela del FBI al referirse al perro Máx al que se acusó de haber atacado y herido a un menor de edad, en el mes de diciembre de 2016, y que en febrero fue indultado. 

“Me gustaría saber quién fue el individuo a cargo de esta investigación, y que está haciendo en esa institución”, dijo al referirse al expediente, porque “ni siquiera en sus prácticas de principiante en criminología lo hubiera presentado”.

El experto en criminología, dijo que el expediente, expone el triste sistema de procuración de justicia en México.

“Es una vergüenza; No tengo palabras para explicarlo lo demás, porque tristemente así se conoce en Estados Unidos el sistema de procuración de justicia de México”, sostiene el profesor en criminología.

 

Experta en derecho animal 

Por su parte la abogada Marla Tauscher, especialista con maestría en derecho animal Internacional, egresada de la Universidad George Mason, calificó al trabajo pericial y de investigación, como muy lejos de apegarse a las normas internacionales forenses, porque no cuentan con la experiencia necesaria para intervenir en los casos cuando hay ataque de un can hacia una persona.

“Que falta de ética más pobre de los funcionarios de la Procuraduría General de Justicia de Coahuila; este tipo de expedientes ni en las prácticas los veía”, afirma la experta en derecho animal internacional, quien ha defendido cientos de casos en Estados Unidos y Europa. 

Desde febrero, el canino se encuentra en un programa de rehabilitación en Malibu, California, sede de la fundación que preside el actor y filántropo Raúl Julia Levy.