Foto: Archivo
El director municipal de educación señaló que el gobierno federal hoy ya no se hace cargo del mantenimiento de los planteles

Acuña.- En Acuña el 80 por ciento de las 200 escuelas de nivel básico existentes cuentan con serios problemas de infraestructura, lo que contribuye a una muy mala calidad educativa, aseguró el director municipal de educación, Cesar Catache Gallegos.

Destacó que no sólo paredes, aulas, pisos, canchas, bardas perimetrales, aires condicionados les hacen falta a las instituciones educativas sino instalaciones eléctricas y sanitarios en buenas condiciones, lo que las convierte en un serio riesgo de accidentes y salud para los estudiantes.

Lamento que, a diferencia de los años 70 y 80, el gobierno federal hoy ya no se hace cargo del mantenimiento de los planteles, dejándole la tarea a los directores que tienen que “mendigar” con la sociedad de padres de familia o bien rentar las cooperativas y las bardas de las escuelas a vendedores ambulantes para obtener recursos.

“Estas condiciones afectan seriamente a nuestros alumnos y no aprenden como debe de ser ya que para ello se requiere de un buen ambiente y que este confortable. No puede ser que en las aulas un simple enchufe este de fuera con los cables parchados y que por las malas instalaciones eléctricas se fundan todos los días focos que se tienen que comprar”, citó como ejemplo del rezago que existe en la materia.

Dijo que generalmente las escuelas requieren de mucho mantenimiento y constante pero no hay recursos para ello ya que la Federación dejo de mandarles dinero y los directores aparte del trabajo administrativo que realizan, tiñen que convertirse en gestores.
 
“Ahora es el director quien tiene que gestionar ante la autoridad municipal, la maquiladora, las Fundaciones ya que también de acuerdo a la Ley no se puede obligar a los padres de familia a entregar cuotas, aunque ellos mismos las aprueben”, subrayó.

Consideró que es urgente que el Gobierno Federal dentro de su reforma educativa retome la responsabilidad del mantenimiento de las escuelas y disponga un presupuesto para aspectos domésticos porque no pueden estas supeditados a los recursos de las cooperativas o andar “mendingando”.