150 personas en pobreza se quedarían sin comer ante el cierre del “Refugio de los Necesitados”. Foto: Vanguardia/Jesús Pena
‘Refugio de los Necesitados’ requiere de la ayuda de la sociedad y el Gobierno para seguir ayudando a personas en extrema pobreza
Una de las cosas que más me produce tristeza es la impotencia de no tener recursos”.
Irma Aguiñaga

150 personas en pobreza alimentaria podrían quedarse sin comer ante el cierre inminente del “Refugio de los Necesitados”.

Esto después que dicha olla comunitaria cerrara sus puertas por más de 10 días, ante la falta de apoyo de las autoridades y de la sociedad civil para su sostenimiento.

“No me gusta, me da tristeza, pero pos no puedo hacer más, ¿Qué le puedo ofrecer a las personas? Ellos vienen con la esperanza de encontrar un platito de comida calientito”.

La cocina, que ofrece alimentos calientes gratuitos a indigentes, payasos callejeros, vendedores ambulantes, prostitutas y trabajadores de la zona centro, atraviesa por su peor crisis.  

Irma Aguiñaga Gómez, la mecenas de este proyecto que comenzó hace unos 30 años, advirtió que la situación financiera del refugio ya es insostenible.

Explicó que actualmente la casa, que además es albergue para personas en situación de calle y pacientes con cáncer que vienen de fuera a recibir atención médica en Saltillo, requiera de un apoyo de 
60 mil pesos mensuales.

“Una de las cosas que más me produce tristeza es la impotencia de no tener recursos. ¿Cómo podernos hacernos de alimento para compartirlo con las personas que no lo tienen?”.  

Dijo que desde hace años el comedor ha luchado por conseguir algún subsidio o ayuda gubernamental, pero desafortunadamente sus demandas no han sido escuchadas.

Y declaró que los pocos donativos monetarios que llegan son utilizados en el pago de servicios como gas, luz y agua, que mensualmente asciende a 10 mil pesos.

Hace algunos días el comedor reabrió sus puertas gracias a las donaciones de despensas que hicieron agrupaciones sociales y oficinas de Gobierno, pero no es suficiente.

Por esta razón, Aguiñaga Gómez exhortó a los gobiernos y a la ciudadanía para que no dejen morir esta causa.

“Que volteen sus ojos hacia nosotros para seguir apoyando a los que menos tienen”, dijo.  

Requiere de por lo menos 60 mil pesos al mes para seguir funcionando.

Sólo para el pago de servicios (agua, luz y gas), necesita 10 mil pesos al mes.

S.O.S.

¿Deseas apoyar?
Llama a los tels. 844 298 97 00 y  141 82 78.
O lleva a tu donativo a la calle de Múzquiz # 472, en el centro de Saltillo.