Foto: Sandra Gómez
Se dictó auto de no vinculación a proceso a favor de la acusada

Monclova, Coahuila.- En la segunda audiencia que se llevó a cabo en el Centro de Justicia Penal por el homicidio de un taxista de Castaños, se dictó auto de no vinculación a proceso a favor de la acusada Milka Mendoza. Esta es la primera vez en el estado que se otorga la libertad a una mujer por actuar en legítima defensa. 

El Juez Hiradier Huerta analizó las pruebas que aportó la defensa de Milka Mendoza de 30 años, las cuales demostraron que el taxista de nombre Jesús Tobias Guel la acosaba, la amenazaba de muerte, además de golpearla y violarla en un lapso de tres meses. 

Los abogados indicaron que el Ministerio Público no tomó en cuenta las marcas de violencia en su cuerpo, no escucharon los argumentos de su cliente, ni respetaron sus derechos. 

Milka, quien está casada y es madre de cuatro niños, relató que el 24 de abril apuñaló al taxista porque intentó violarla una vez más. Dijo que su intención no era acabar con su vida, sino, defenderse y detener la agresión. 

La mujer, acompañada de su esposo, se presentó horas más tarde en el Ministerio Público para revelar lo sucedido y entregó el arma, por lo que de inmediato fue consignada y más adelante se presentó ante el Juez bajo los cargos de homicidio simple doloso. 

En las primeras audiencias se dio a conocer que no fue atendida de las lesiones que presentaba, golpes en la cabeza y diferentes partes del cuerpo y que estas tampoco fueron registradas por los agentes de la Procuraduría. 

Los testimonios y pruebas fueron suficientes elementos para que el Juez Hiradier Huerta no la vinculara a proceso y ordenara su pronta liberación, además solicitó al Centro de Justicia y Empoderamiento de la Mujer atender su caso y brindarle los servicios psicológicos y jurídicos.