Peligroso. Los semáforos del cruce de LEA y Jesús Flores Saucedo, en la colonia Landín, no reciben mantenimiento. / Marco Medina
Aseguran vecinos que luces no se distinguen; ‘aluza más un cerillo’, dicen

Don Francisco Blanco Alvarado se quedó de a seis cuando vio a un coche chocar contra otro en pleno periférico LEA y Jesús Flores Sucedo, dar marometas y caer en posición normal.

Todo porque las luces de los semáforos de dichas arterias no se distinguen, sus micas están sucias y su estado es deplorable.

Ya van cantidad de veces que don Francisco y los vecinos de la colonia Landín han reportado las malas condiciones en las que se encuentran estas señales, pero nadie les hace caso.

 

Y en verdad si usted circula de sur a norte por la calle Jesús Flores Sucedo, a la altura de LEA, verá que las luces del semáforo no se ven.

Y si va por LEA, de oriente a poniente en su cruce con Jesús Flores Sucedo, no distinguirá si el aparato de señalización está en verde, rojo o ámbar.

 

“Aluza más un cerillo que el foco que tiene ahí adentro el semáforo. Queremos que le pongan corrección a eso, que le pongan atención”, dice el quejoso.  

“Tal parece que al Ayuntamiento le interesa mucho que haya accidentes, porque hay accidentes y hay infracciones y si no hay accidentes no hay infracciones, no hay entrada de dinero”, declara don Francisco.

“Estos señores de Semáforos y Señales dicen que andan trabajando, yo digo que no, ahí están las evidencias. Te dicen que la semana que entra y que la semana que entra, les hablamos desde noviembre y no han venido. Que cumplan con su trabajo, para eso les pagan”, dice.