El pequeño estado insular de Islas Cook aprobó la creación en el Pacífico de la reserva marina más grande del mundo, con 1.9 millones de kilómetros cuadrados, una vasta región que equivale al tamaño de México. Foto: La Vanguardia
La legislación para establecer "Marae Moana", como ha sido bautizado el santuario, fue respaldada de manera unánime por el Parlamento reunido este el viernes pasado.
Juntos tuvimos la visión de convertir a nuestro pequeño país en el destino más limpio y ecológico del turismo en todo el mundo"...
Henry Puna, primer ministro de las Islas Cook.

El pequeño estado insular de Islas Cook aprobó la creación en el Pacífico de la reserva marina más grande del mundo, con 1.9 millones de kilómetros cuadrados, una vasta región que equivale al tamaño de México o a casi cuatro veces el territorio de España, informan hoy medios locales.

La legislación para establecer "Marae Moana", como ha sido bautizado el santuario, fue respaldada de manera unánime por el Parlamento reunido este el viernes pasado, informa el portal de noticias "Cook Islands News”.

El conservacionista Kevin Iro, impulsor de la propuesta desde 2012, afirmó sentirse emocionado al conocer la medida de designar como parque marino toda la zona de exclusión económica del país.

La nueva legislación refleja "cómo los isleños de Cook ven nuestro espacio oceánico. Esto nos une con nuestros antepasados y es mucho mas que solo un océano”.

El primer ministro de la nación, Henry Puna, alabó la visión de Iro, "uno de nuestros pioneros", al concebir la idea para crear la reserva.

El pequeño estado insular de Islas Cook aprobó la creación en el Pacífico de la reserva marina más grande del mundo, con 1.9 millones de kilómetros cuadrados, una vasta región que equivale al tamaño de México. Foto: Vix

"Juntos tuvimos la visión de convertir a nuestro pequeño país en el destino más limpio y ecológico del turismo en todo el mundo", señaló el mandatario en un discurso frente al Legislativo.

Islas Cook, un archipiélago de 15 islas que suman en conjunto 236 kilómetros cuadrados de terreno sobre el nivel de las aguas, tiene una población cercana a los 10,000 habitantes.

La situación geográfica de la nación, prácticamente aislada en la inmensidad del sur del Océano Pacífico, ha permitido la protección del área donde queda prohibida la pesca comercial y la minería.

"Social, económica y espiritualmente tenemos que cuidar (del océano Pacífico)" dijo Puna antes de la aprobación de la ley que pretende "mantener nuestros medios de vida mediante la protección de las especies y los ecosistemas, así como nuestra herencia cultural y trasmitirla a las futuras generaciones”.

En octubre de 2016, la Conservación de los Recursos Vivos Marinos Antárticos, conformada por 24 países y la Unión Europea, aprobó la creación en el mar de Ross de la hasta hoy reserva más grande del mundo.

Este espacio, con 1.55 millones de kilómetros cuadrados o una superficie equivalente a Francia, España y Alemania juntas, a su vez superó a la reserva de Papahanaumokua.